La Villa Olímpica

Ubicada en el sur poniente de Ñuñoa es un conjunto habitacional construido para dar respuesta al déficit habitacional y al mismo tiempo urbanizar el sector aledaño al Estadio Nacional donde había chacras y campo.

La institución estatal abocada a resolver el problema de la vivienda, la Corporación de la Vivienda (CORVI), llamó a concurso para crear una villa que serviría para dar alojamiento a los turistas que asistieran al Mundial de 1962, el valor de ese arriendo no iría al estado si no para ayudar a los futuros dueños a costear la vivienda propia, lamentablemente no se realizó porque estas obras no estuvieron listas en la fecha prevista.

El Concurso público se lo adjudicaron dos grupos de arquitectos de la Universidad de Chile. Un equipo estaba formado por Rodolfo Bravo, Jorge Poblete y Ricardo Carvallo, en el cual su propuesta iba vinculada a “mejores viviendas” y el otro grupo de trabajo constituido por Pablo Hegedus, Julio Mardones, Gonzalo Mardones y Sergio González, que se manejaban más que nada un una “propuesta urbanística”. Estos arquitectos se vieron apoyados en empresas como Gama – S. Marinovic – M. Collados – Donate – Berenger.

La construcción estuvo influenciada por el movimiento modernista, que propiciaba una arquitectura funcional y de calidad, más humana, preocupada de detalles como la buena iluminación, buena ventilación. Se planteó como un conjunto cerrado construido con espacios internos comunes para el encuentro de la comunidad.

Los espacios comunes que se encuentran en la villa son de gran dimensión, entrando en esta categoría las plazas, que contiene estatutos de la comunidad y funcionales para la misma, como canchas, juegos, áreas verdes.

Videos:
Recorrido del Grupo Cultural Mapocho por la Villa OlmpícaWerner Vogel, el ingeniero calculista de la Villa Olímpica opinatras el terremoto de 2010